¡BIENVENIDOS!

Encontré en el Liderazgo Auténtico, una forma de crecer personal, espiritual y profesionalmente, que quiero compartir con todos ustedes.
Muchísimas gracias por formar parte de esta comunidad!
Namaste

PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES AL BLOG O COMUNICARSE CONMIGO, pueden escribirme a ingridtoppelberg@gmail.com

martes, 29 de abril de 2008

Alicia en el País de las Maravillas y el Pensamiento Sistémico

Esta brillante entrada la encontré en el blog Pensamiento Sistémico.

Lewis Carroll ha colocado a Alicia en una tesitura. Alicia pide ayuda. El gato de Cheshire aparece en el momento justo. Alicia pregunta. El gato responde. Tal vez Alicia buscaba una respuesta fácil, directa, sin complicaciones. Pero el gato opta por otra cosa. En lugar de darle una respuesta dentro del ámbito en el que Alicia cree que se encuentra la respuesta, el gato de Cheshire opta por examinar los supuestos acerca de su pregunta. Alicia habla de hechos, pide consejo sobre la mejor conducta a seguir. Sin embargo el gato habla de premisas, haciéndole observar a Alicia las consecuencias de su patrón de conducta. Alicia habla desde su sistema de referencias, sin salirse de su sistema. El gato la empuja con su sagacidad a observar su situación desde fuera, centrando la atención acerca de su sistema, para que observe la estructura en la que se encuentra inmersa.
Definitivamente, el gato ha discontinuado el discurso de Alicia. El pequeño dialogo de Alicia con el gato de Cheshire ejemplifica de una manera sintética el ¿de qué va? de esta obra, que frente a la búsqueda de soluciones dentro de un sistema, es el caso de Alicia, los seres humanos tenemos la posibilidad, la potencialidad de observar los sistemas desde fuera, es el caso del gato, para enfocar la solución de los problemas de una manera sistémica, es decir, una solución que comprenda la totalidad formada por la forma de pensar de Alicia y su problema, simultáneamente. Una solución que pasa por examinar las premisas en las que se basa. En formular el problema observando la estructura sistémica que lo genera.
Es seguro que después de su encuentro con el gato, algo ha cambiado en Alicia. El gato no le ha solucionado su problema, tal y como estaba verbalizado inicialmente por Alicia, pero ha hecho algo mucho mejor. El gato le ha proporcionado la herramienta para darse cuenta de la totalidad formada por su forma de pensar y su problema. Como diríamos los sistémicos, a la totalidad organizada o sistema llamado Alicia. Seguramente Alicia ha aprendido algo que nunca olvidará. Posiblemente su encuentro con el gato le ha hecho comprender su patrón de conducta y le ha proporcionado el enfoque para su solución. ¡¡Con sólo tres respuestas!!. Ya quisiéramos muchos consultores ser tan eficientes como el gato de Cheshire.
El gato le ha dado a Alicia la llave para comprender que su forma de pensar forma parte del problema y de la solución. Que no están separados. El gato de Cheshire ha actuado como un pensador sistémico. Eso es ser sistémico. Eso, ni más ni menos, es lo que nos ha enseñado el gato de Cheshire. Eso es lo que espero que esta obra sea para ti, amigo lector. Ese es mi propósito.

domingo, 27 de abril de 2008

Un dragón en mi armario

Bruno Vilches comparte con nosotros esta hermosa historia que nos lleva a reflexionar sobre cómo dialogamos con nosotros mismos...
¡Gracias Bruno!

Hoy abrí la puerta de mi armario y un dragón rojo me saludó: —“Hola”—“Buen día”, respondí cortesmente
Tomé mi campera, cerré la puerta de mi armario y salí de casa. Un largo día me esperaba.
Casi sin pensarlo, como si estuviese programado, me dirigí a la estación de subte. Posicioné cuidadosamente los auriculares en mis orejas y haciendo un esfuerzo enorme me dispuse a intentar escuchar unas canciones de The Beatles grabadas a un volumen bajísimo.
Cuando llegué a destino, me acomodé en mi lugar de trabajo. La humedad era insoportable, suerte que el aire acondicionado estaba prendido en la oficina. Habrán pasado dos horas después del almuerzo cuando finalmente volví a pensar en el dragón rojo que más temprano me había saludado desde adentro de mi armario.
¿Quién será? ¿Qué querrá? ¡¿Un dragón?! Fue ahí cuando me di cuenta que no había llegado a comprender realmente lo que había acontecido hoy a la mañana. ¿Cómo puede ser? Mi cabeza se llenaba de preguntas. La ansiedad crecía a cada minuto. 15.36. Faltaban menos de dos horas para la hora de salida. 16.04. Ya estamos más cerca. 16.28. No aguanto más, invento una excusa y me voy pensé. Los nervios me traicionaron y cuando había ideado perfectamente qué decirle a mi jefe ya estaba en la puerta de salida.
Corrí hacia la parada de colectivo y justo alcancé a subir a uno que estaba a punto de partir. La emoción me superaba.
— “¡Basta! Decime ya quién sos y qué hacés en mi armarió” grité algo furioso— “Buenas tardes” contestó el dragón muy pacientemente, algo que me enojó aún más.— “Buenas tardes” bramé pensando si no me estaba jugando una broma bastante irónica.— “Supongo que necesitás una explicación. Pues aquí va: yo soy lo que vos quieras que yo sea.”— “Me estás cargando, ¿no?” le dije con una mueca de escepticismo.— “No, al contrario. Pensá como si fuese un pedazo de arcilla. Podés moldearme como vos quieras y yo reflejaré lo que crearon tus emociones.”Empezando a comprender le pregunté — “¿Entonces es como si fueses parte mía?”— “Sí, algo así. Sé quién fuiste y quién sos. Tengo todos tus recuerdos. Conozco tu virtudes y tus miedos. Lo que estás pensando y lo que te preocupa.”
Mis piernas se aflojaron. Sentía una vergüenza extrema, como si estuviese desnudo ante una multitud. Pero no, esto era mucho peor: estaba siendo juzgado por mi propia conciencia. Comprendí que tenía miedo de verme tal cual soy. Rápidamente hice una introspección. No me tomó mucho darme cuenta que sabía qué era lo que hacía mal y aquello que quería cambiar. Parecieron eternas horas pero deben haber sido cuestión de unos pocos segundos. Luego, el dragón siguió: “Entiendo que tengas miedo, pero también tenés razón, esto es una oportunidad única.”
¡Y lo era! ¿Cuántas veces tenmos la posibilidad de hablar con uno mismo? Él era una copia mía pero increíblemente sabia. Me explicó luego que yo también poseía esa sabiduría; ese dragón era solo una manifestación de mí mismo. Charlamos horas y horas hasta que la noche se hizo negra. Le hubiese ofrecido un mate pero no me imaginaba cómo lo hubiese tomado. En algunos momentos pensé que me había vuelto loco pero luego me daba cuenta que no, conocía todo acerca de mí. Descubrí cosas que ya las conocía pero me negaba a aceptarlas. El sentimiento fue de liberación.
Conversamos del pasado durante largas horas. No podía creer que internamente había logrado perdonar a mi padre. Ahora que estaba cerca de serlo yo mismo entendí por qué lo hizo. Conversamos del presente y de mis miedos. Encontré soluciones a muchas de estas piedras que yo mismo puse en mi camino. Era algo muy raro, a medida que me daba cuenta de estas cosas sentía que todo eso ya lo sabía, no era información nueva. Fue como estar leyendo un libro en penumbras y que de pronto enciendan la luz. Las palabras se entendían igual, pero ahora se veía todo con mucha más claridad. ¡Cuántas respuestas guarda nuestra propia mente!
Conversamos del futuro también. Le confesé mis planes—claro, ya los conocía. Finalmente la charla llegó a su punto neurálgico, el tema que había estado en mi cabeza durante este último tiempo. ¿Qué debía hacer? ¿Cómo debía actuar? El dragón me dijo que ya lo sabía. Busqué dentro mío y lo encontré
— “Entiendo, entonces lo que debo hacer es…” en ese preciso instante y como por arte de magia el dragón desapareció. Nunca llegué a completar la frase y estaba tan desilusionado que perdí mi línea de pensamiento. No podía recordar en lo que estaba pensando. Me fue imposible hacer memoria sobre la solución que finalmente había encontrado; solo me concentraba en el problema.El mundo se me vino abajo.
Desde ese entonces, intenté por todos los medios que el dragón vuelva a aparecer. ¡Cuánto más fácil es hablar con uno mismo si pensamos que le estamos hablando a otro!
¿Realmente existió el dragón? ¿Fue un invento mío, una excusa para pensar más claramente? Hasta ahora no pude volver a hacerlo pero sé que algún día el dragón rojo de mi armario volverá a aparecer.

Estudios ciéntificos respaldan la Meditación

Para mis queridos escépticos, he aquí un breve video con algunos de los beneficios de la meditación que se comprobaron científicamente que encontré en el blog Meditación para todos...

Para reflexionar: ¿Qué quiere decir "comprobado científicamente" que nos da tanta seguridad? ;o)

video


Y de bonus, un ejemplo de meditación...

video

viernes, 25 de abril de 2008

Lo único que tenemos es el Aquí y Ahora

Me encantó este post del blog Psicoblogía. Recuerdan mi post "Desmitificar la meditación"? Bueno para reforzar mi punto, aquí Raquel Zamora recomienda la Contemplación o Meditación de una forma muy simple y despojada completamente de religiosidad...

“Voy caminando por la calle y noto cómo el aire acaricia mi rostro. También noto cómo las plantas de mis pies se apoyan en el suelo, primero uno y luego el otro. Sólo tengo estos momentos, estos maravillosos momentos. ¡Qué estupendo sería vivir cada instante!” Sin embargo, para la mayoría de nosotros estas sensaciones nos pasan desapercibidas porque nuestra mente está en otro lado, en otro mundo. Tenemos a nuestra mente saturada de información superflua, además de que normalmente la tenemos llena de pensamientos, pensamientos sobre preocupaciones de cosas que ya han pasado de los que ya no podemos hacer nada y pensamientos sobre cosas del futuro que están por venir y que tal vez no pasen. A veces pienso que son nuestros pensamientos los que llevan las riendas de nuestra vida, en lugar de ser nosotros quienes las llevamos.
¿Qué pasaría si por un momento dejáramos de pensar y nos centráramos realmente en lo que verdaderamente importa? El aquí y ahora, estos instantes únicos que no se van a volver a repetir.
Os propongo un ejercicio para empezar a entrenar vuestra mente a centrarse en el momento actual. El ejercicio es el siguiente: En un lugar tranquilo, colócate sentado en una silla con la espalda y el cuello recto y las manos sobre los muslos. Y una vez que estés en la postura, centra tu atención en cómo inspiras y espiras. Nota las sensaciones que se producen en tu cuerpo y si viene algún pensamiento, no importa. Forma parte de este momento, lo importante es no irse detrás de cada pensamiento. Cuando te des cuenta de que te ha venido un pensamiento, obsérvalo, déjale marchar y vuelve a centrar tu atención al momento presente.
Cuando tengas dominado este ejercicio, por qué no practicarlo cuando vas caminando, estás trabajando o haciendo las tareas de la casa.

miércoles, 23 de abril de 2008

Hillary Clinton y Cristina Kirchner, ¿víctimas?

Mi querido amigo Dustin Urban de Buena Vista, Colorado publicó una carta al editor en el diario The Mountain Mail titulada “Obama puede suavizar las tensiones y unificar”.
Me gustaría compartirla con ustedes ya que creo que la actitud de Hillary Clinton es muy similar a la de Cristina Kirchner.

La campaña de la Senadora Clinton se basa principalmente en que su experiencia la hace una mejor candidata. Si, parece experta en las formas de Washington, hasta el punto de perder contacto con lo que quieren los Estadounidenses. Por ejemplo, enfatiza continuamente que es “una luchadora”.
Esta es exactamente la razón por la que no la apoyo. Washington está lleno de luchadores, y la ética de los luchadores no llevan a este país a ningún lado.

Respecto a la discusión de la experiencia, creo que los ejemplos más representativos se dieron en estos últimos meses. Obama, luego de meses de resbalar por las declaraciones de su anterior pastor, se elevó por encima de la negatividad y acusaciones para dar un discurso que quedará en la historia como uno de los grandes discursos de la historia estadounidense. En el medio de toda la negatividad, su “Una Unión más Perfecta” habló a los valores intrínsicos y el propósito de nuestro país y nos llamó a sanar las tensiones raciales que aún nos dividen. (…) Como en el pasado, cuando Clinton y su campaña recibieron prensa negativa, ella recurre a hacerse la víctima, argumentando que hay un “doble estándar” en los medios a pesar de haber hecho todo lo posible para agrandar las llamas cuando era Obama el que estaba contra las cuerdas. Este tipo de comportamiento bajo presión dice mucho del tipo de presidente que sería.
Por supuesto, a Obama no le sera fácil lograr todo lo que prometió. Pero imaginen a la presidenta Clinton enfrentándose a la oposición en el Congreso o manejando al beligerante Irán. Su experiencia muestra que apretará los puños, se pondrá en posición de víctima y empezará a luchar, asegurándose el fracaso de la legislación o peor, que Irán sea aún más aislado, empeorando la polarización con ese régimen.


Ahora imaginen al Presidente Obama en la misma posición. La experiencia de los últimos meses muestra que bajo presión, se elevará por sobre los dimes y diretes e identificará los verdaderos temas que los estadounidenses debemos enfrentar. Al hacerlo, unirá con empatía los lados opuestos. En vez de jugar a ser “luchador”, involucrará a Irán. Y su discurso unificador sin duda ayudará a suavizar las tensiones en casos tan cruciales de la política exterior.
Estoy cansado de la ética “luchadora” de Washington. En contraste con Clinton, la experiencia de Obama muestra que su habilidad para unificar es más fuerte bajo presión. Si esto no representa un verdadero cambio en Washington, no sé qué lo hará.

Ahora… Nos suena conocido el discurso de “Soy una víctima que doy batalla y hay un complot de la prensa en mi contra”? Me recuerda mucho al discurso de Cristina. ¿Cómo reacciona ella frente a la presión?


¿Qué creen que haría un “Presidente Obama” en el lugar de Cristina?

lunes, 21 de abril de 2008

Una vida mejor

Queridos amigos,
No estuve escribiendo esta última semana ya que estuve en Naropa University, finalizando el curso de Authentic Leadership. En el aeropuerto de Denver, descubrí una campaña publicitaria maravillosa de una fundación llamada Foundation for a Better Life (Fundación para una vida mejor).
Su misión es: "a través de varios esfuerzos mediáticos, incentivar la adhesión a un conjunto de valores relativos al hacerse responsable de uno mismo y elevar el nivel de expectativas de desempeño de todos los individuos independientemente de su raza o religión. A través de estos esfuerzos, la fundación quiere recordarle a los individuos que son responsables de si mismos y de sus actos y que tienen el poder de hacerse cargo de su vida y de promover un conjunto de valores que acepta sus errores y capitaliza sus éxitos. Un individuo que se responsabiliza por sus acciones cuidará de su familia, trabajo, comunidad y país."

Quería compartir con ustedes las fotos que saqué de estos carteles que son sumamente inspiradoras.

Que las disfruten!


TRADUCCIÓN: "Come moscas. Sale con un cerdo. Estrella de Hollywood. - Vive tus sueños, pásalo" (Rana René)

TRADUCCIÓN: "No solo desea la paz. Trabaja por ella. - Esperanza, pásalo" (Dalai Lama)


TRADUCCIÓN: "Como estudiante, no era Einstein. - Confianza, pásalo" (Albert Einstein)

TRADUCCIÓN: "Yo, renunciar? Nunca. - Elevarse más allá, pásalo" (chica cuya tabla de surf fue mordida por un tiburón)

TRADUCCIÓN: "Ogro que logra lo que se propone. - Cree en ti mismo, pásalo" (Shrek)

TRADUCCIÓN: "Solo podía ver posibilidades. - Visión/ Previsión, pásalo" (Helen Keller, autora, oradora y activista sordociega)

miércoles, 16 de abril de 2008

10 claves para el desarrollo personal

Gracias a Hugo Landolfi y a su Blog Sabiduría.com, encontré este video de Jimenez Muneé, de Chile que habla sobre 10 claves para el desarrollo personal y que, si bien está orientado a ventas, me parece que cada uno de nosotros se sentirá identificado con algunas de ellas.

Estas son:
  1. Piense en logros
  2. Actúe inmeditamente
  3. Cree y aproveche las oportunidades
  4. Realice el seguimiento
  5. Pregúntese: ¿En qué puedo mejorar?
  6. Pregúntese: ¿A quién puedo aportar valor?
  7. Conviértase en un experto
  8. Cree y mantenga su entusiasmo
  9. Hágase responsable
  10. No pierda de vista el mediano y largo plazo

video

viernes, 11 de abril de 2008

Video del discurso sobre la raza de Barack Obama con subtítulos en español (2/2)

Finalmente y gracias a CaptionedforObama, he aquí las 2 últimas partes del excepcional discurso pronunciado por Barack Obama en Filadelfia el 18 de marzo.

Recuerden poner pausa para que el video descargue antes y luego no se corte mientras lo ven.


video

video

martes, 8 de abril de 2008

El Tango y la Plena Conciencia

En un post anterior, hablé de la Plena Conciencia y de la importancia de estar presente, aquí y ahora.
Quizás leyeron en mi perfil que soy una apasionada bailarina de tango y quería contarles cómo el tango me ayudó a conocerme a mi misma y a conectarme con mi cuerpo y mis emociones.



El tango, como todas las danzas de salón, es un diálogo entre 2 personas. El hombre propone y la mujer dispone. Mientras el hombre debe pensar los pasos, marcárselos a la mujer, escuchar la música, y cuidar de no chocar ni ser chocado por las otras parejas en la pista; la mujer debe simplemente escuchar lo que marca el hombre y seguirlo. No es por desalentar a todos los hombres con ganas de aprender a bailar, pero para la mujer es realmente más fácil. Eso si… Si se sabe dejar llevar.
Cuando comencé a tomar clases, hace ya muchos años, tuve que enfrentarme con una dura realidad. Siendo una capricorniana, economista y “de armas llevar” -como diría mi abuela-, no sabía dejarme llevar. No podía fluir y por ende, no podía bailar. Me llevó un tiempo de clases y clases hasta que de a poco me di cuenta lo que me estaba faltando y fue entonces cuando hice “click”: empecé a confiar, cerrar los ojos y fluir.
Bailé intensamente durante 3 años (aún no estoy muy segura de cómo me recibí) y luego por cosas de la vida, me retiré de la milonga por otros 4 y volví hace unos pocos meses. No puedo explicar mi sorpresa cuando luego de 4 años sin bailar, volvió todo como si hubiera pasado una semana: como andar en bicicleta. Y en esta nueva etapa de mi vida, donde estoy en búsqueda de la plena conciencia, todo cobró un nuevo sentido.
Para estar Presente es muy importante estar conectado con la tierra (“be grounded”) y para esto, como dice mi maestra Arawana Hayashi, es muy útil estar conciente de la espalda y tener el peso en los talones. ¿Cómo puede ser entonces que bailando, donde el peso está adelante para posibilitar el abrazo y no tengo ni el más mínimo control sobre mi cuerpo dado que solo “obedezco” me haya sentido presente como nunca antes?
Reflexionando con mi compañeros del Authentic Leadership Certificate Program, entendí que no es cierto que no tengo control sobre mi cuerpo, sino todo lo contrario. Todo mi cuerpo y mente están allí, presentes, conectados y receptivos para captar la más mínima marca del hombre. A veces, mientras bailo y de golpe siento que estoy haciendo algo super-complicado, me pregunto “¿Qué fenómeno extraño hace que el hombre gire un poco el torso y yo termine haciendo eso?” y la verdad es que no tengo ni la menor idea. En cierta forma es una actividad meditativa. A esta altura, soy incapaz de recordar un solo paso en la “teoría”. A veces me dicen “en el ocho cortado podés meter un adorno” o “salí con derecha” y me siento como si me estuvieran hablando en chino: “Derecha??? Qué es eso??? No tengo ni la menor idea de cuándo estoy haciendo un ocho cortado!”. Y ni qué hablar de lo que pasa si intento "pensar" el baile... Todo tipo de magia y conexión desaparece y me siento Pinocchio.
Durante los 3 minutos del tango, pierdo la noción del tiempo y no estoy segura dónde termina mi cuerpo y dónde comienza el hombre: somos uno con la música. Y no es que “me llevo muy bien bailando con Juan o Pedro”, me pasa lo mismo con cualquiera de los bailarines: morochos, rubios, flacos, gordos, petisos, altos, jóvenes, viejos, rusos y argentinos. Bailando veo que es cierto, que estamos todos conectados, que somos uno.

Es una sensación maravillosa que sinceramente espero que todos encuentren en alguna actividad, ya sea cocinar, bailar, correr, pintar, meditar o lo que sea.


AGRADEZCO PROFUNDAMENTE A TODOS "MIS MILONGUEROS" POR PERMITIRME CONECTARME CONMIGO MISMA Y CON ELLOS, AUNQUE NO LOS CONOZCA Y SEA SOLO POR 3 MINUTOS.

domingo, 6 de abril de 2008

viernes, 4 de abril de 2008

Sobre Cristina Kirchner y el conflicto con el campo

Cristina,
La semana pasada en Parque Norte, sugeriste que todo lo que estaba pasando se debía a dos razones: que sos mujer y que hay un intento de golpe. Lo cierto es que quedé muy sorprendida de que frente a semejante manifestación del pueblo tanto en el campo como en las ciudades entendieras eso. Me consolé pensando que debía haber sido la mejor excusa que encontraron tus asesores como para no “alarmar” con la enormidad de la realidad. Sin embargo, el martes pasado en el acto que organizaste en la Plaza de Mayo, volviste a repetirlo con una convicción que no dejó lugar a duda.
Veo estás eligiendo ponerte en una posición de víctima y no de protagonista. Dado que verme como una víctima siempre me ha traído sufrimiento, me imagino lo que debés estar sufriendo ya que probablemente tomes esta postura en toda tu vida -incluida la personal- y es muy feo sentir que todo el mundo está en contra tuyo. Me apena por vos, pero ni conozco ni tengo derecho a meterme en tu vida personal.
Sin embargo, cuando la “víctima” es la Presidenta de la Nación, si me incumbe.
Abriste tu discurso del martes diciendo “Nunca había visto en tan corto tiempo tantos ataques a un gobierno surgido del voto popular, nunca tantas ofensas, tantos insultos" y comparto absolutamente. Mi reacción en tu lugar sería preguntarme “¿Qué hice? ¿Qué está pasando? ¿Qué quiere la gente? ¿Dónde está exactamente el conflicto? ¿Qué puedo hacer para cambiarlo?” pero tu reacción fue atribuir todo a tus 2 pecados: “Parece que sólo he cometido un pecado: haber sido votada por la mayoría de los argentinos en elecciones libres, populares y democráticas. Tal vez, además de ser votada, tenga otro pecado: el ser mujer.”

¡¡¡¿¿¿QUÉ???!!!

¿Esos fueron tus “únicos pecados”? ¿Eso es lo que causa que el campo pare durante 20 días y las ciudades realicen cacerolazos? Es una falacia, no resiste ni el más mínimo análisis.
Y seguiste: “En estos días de marzo, amigos y amigas, hermanos y hermanas donde he visto nuevamente el rostro de un pasado, que pareciera querer volver. Tal vez, muchos de ustedes son muy jóvenes, por ahí lo veo a Juan Cabandié, hijo de la tragedia de los argentinos, tal vez muchos no lo recuerdan, pero un 24 de febrero de 1976 también hubo un lock out patronal, las mismas organizaciones que hoy se jactan de poder llevar adelante el desabastecimiento del pueblo llamaron también a un lock out patronal allá por febrero del 76. Un mes después, el golpe más terrible, la tragedia más terrible que hemos tenido los argentinos.
Y dale con el golpe… Tan alejada estás de la sociedad que no te das cuenta que la posibilidad de un golpe es absolutamente inexistente y que si bien pueden existir un par de locos que si lo quieran, son simplemente eso: “locos”; como también desgraciadamente existen nazis, racistas y violadores en nuestros país y no por eso somos un país nazi, racista y violador? Dice el Editorial de La Nación del 2/4: “El mensaje presidencial pareció anclado en un pasado trágico del que la inmensa mayoría del pueblo argentino ha aprendido valiosas lecciones y que, como señaló la primera mandataria, definitivamente no volverá. Todos los argentinos, en algunos casos con sus propias vidas, han pagado caro aquellos errores que llevaron a la inestabilidad institucional, a enfrentamientos armados entre compatriotas y a salidas ajenas a nuestra Constitución. Recrear hoy ese pasado apelando a antinomias superadas y a divisiones en la sociedad, con el velado propósito de acumular poder, sólo generará el efecto contrario al buscado.”

Cristina… puede que la idea de que un complot en tu contra es la única explicación para la crisis que estamos viviendo te haga sentir relativamente más tranquila, pero dejame recordarte que SI NO SOS PARTE DEL PROBLEMA, NO PODÉS SER PARTE DE LA SOLUCIÓN. Ojalá fuera tan simple, pero lo cierto es que la realidad de un país es cualquier cosa menos simple y necesitamos urgentemente una solución. Como dijo Carlos Pagni La simplificación de fenómenos complejos en conspiraciones de pizarrón ha llevado muchas veces al ex presidente a prolongar los conflictos más allá de lo conveniente y, también, a la derrota”.

Barack Obama en su discurso sobre la raza, dijo “El profundo error del sermón del Reverendo Wright no fue que habló de racismo en nuestra sociedad sino que habló como si nuestra sociedad estuviera estática; como si no hubiera habido ningún progreso; como si este país aún estuviera irrevocablemente atado a su pasado.” Y creo que estás cometiendo el mismo error… No nos menosprecies. No entiendo por qué los argentinos tenemos esta marcada tendencia a la autodestrucción, pero lo cierto es que también tenemos una increíble resiliencia y capacidad de regenerarnos. Sufrimos, aprendimos y crecimos. No somos los mismos que en el 76.

Podés estar o no a favor de las retenciones móviles al campo. Podés simpatizar con los chacareros o con D’Elia. Podés creer que en los cacerolazos participó solo la “oligarquía” o que hubo participación de “la gente común”. Pero no podés negar que algo profundo y muy complejo está pasando. Desestimarlo como una protesta machista y golpista no nos va a llevar a nada. Por favor, por el bien de todos los argentinos, no simplifiques.
Free counter and web stats